Vamos por segunda fase de diálogo, ahora con la sociedad: SEP

Vamos por segunda fase de diálogo, ahora con la sociedad: SEP
diciembre 30 10:32 2015 Print This Article

El 2016 será crucial para la definición del nuevo modelo educativo en el país, el cual permita transformar a los estudiantes de entes pasivos a ciudadanos con alta capacidad de aprendizaje y discernimiento, así como formar maestros que desarrollen plenamente las competencias de los jóvenes, aseguró Rodolfo Tuirán, subsecretario de la SEP.

El responsable de la Educación Media Superior señaló que la revisión y enriquecimiento de los planteamientos que ya se tienen sobre el nuevo modelo educativo permitirán la aplicación de un renovado sistema para el ciclo escolar 2017-2018.

Caziide

“Vamos a entrar en una segunda etapa de interlocución, no solo con grupos de especialistas, sino también con otros actores políticos y sociales, porque se trata de un tema de la mayor envergadura. Un modelo que va a marcar la educación en general y la media superior, en particular, por varios años. Se trata de acordar los términos, construir consensos”, indicó.

En el caso de la educación media superior, la nueva naturaleza del modelo, advirtió Tuirán, deberá ser capaz de abatir problemáticas como la deserción escolar y la falta de equidad educativa, entre otras.

“Necesitamos saber cómo vamos a transitar de un estudiante pasivo, que escuchaba al docente dar su clase cotidianamente, a un estudiante distinto, aquel que sea autónomo, que no solo escucha, que es participativo, capaz de aprender a aprender y que, eventualmente, requiere de un profesor distinto, un profesor también que sepa desarrollar las competencias de los jóvenes.

“Necesitamos construir un modelo educativo, solvente, sólido y al mismo tiempo necesitamos recoger los puntos de vista de todos los actores relevantes, y a eso estamos entrando en esta última etapa, me parece que va a ser una muy relevante”, expuso.

Los nuevos planes y programas de estudio fueron prometidos desde el pasado secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, incluso que puedan presentarse desde agosto de este año, pero la propuesta de una segunda revisión al proyecto ha retrasado su consolidación.

Durante 2014, la SEP realizó durante tres meses, de febrero a mayo, los foros de Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo, que incluyeron 18 encuentros regionales, además de tres nacionales en los que recopilaron las observaciones y sugerencias de especialistas educativos para diseñar el nuevo modelo; sin embargo, Tuirán advirtió que la instrucción del nuevo secretario de Educación, Aurelio Nuño, es, ya con una hoja de ruta trazada, realizar una segunda etapa de diálogo con especialistas y políticos.

“Estamos en la etapa intermedia de arranque para realizar la última consulta. Los foros sirvieron para hacer más consensos, así que esta segunda vuelta va a ser muy útil, lo importante es que ya están las propuestas articuladas para poder estar listos para el ciclo 2017.

“En cuanto nos den la voz de arranque, estamos listos. Tendrá que ser desde los primeros meses del próximo año, desde enero podemos ir configurando mesas de trabajo, como lo ha comentado el secretario Nuño”, dijo.

La definición del modelo educativo es indispensable para la transformación del país. Particularmente en la media superior, afirmó Tuirán, se deberán formar estudiantes con bases sólidas para contar con las posibilidades de que al egresar de bachillerato se incorporen de manera eficiente al mercado laboral, o bien continúen con sus estudios superiores.

Deserción escolar

El abandono escolar en el bachillerato es apenas la “punta del iceberg” de una problemática que requiere, entre otros aspectos, reconocer que el principal problema comienza desde la escuela y de que maestros y directivos no son capaces de detectar a jóvenes en situación de riesgo, advirtió el subsecretario Tuirán.

El abandono escolar en educación básica es de uno por ciento anual, en secundaria es de 5 por ciento, mientras que en educación media superior es de alrededor de 12 por ciento. Esto significa que actualmente alrededor de 650 mil jóvenes dejan la escuela.

La meta para 2018, señaló Tuirán, es que disminuya este índice a 9 por ciento, unos 450 mil estudiantes.

Una de las razones más poderosas para que un estudiante abandone la escuela, señaló el funcionario, es la falta de planes de estudio atractivos y bien fundamentados.

“La deserción escolar es la punta del iceberg del problema de la educación media superior. Abajo hay un conjunto de causas muy profundas, una de ellas tiene que ver con las prácticas docentes, tiene que ver con la manera con que se engancha a los estudiantes.

“Un estudiante que no se siente satisfecho, que no es atraído, que no es enganchado por los contenidos de la educación, corre el riesgo de fastidiarse, de no sentirse estimulado o alentado y, por supuesto, es un elemento para detonar otros muchos problemas”, señaló.

Tuirán recordó que de cada mil alumnos que ingresan a la primaria, casi todos la terminan, pero solo 490 continúan exitosamente la secundaria y apenas 201 terminan la preparatoria o el bachillerato.

No obstante, estas cifras contrastan con el aprovechamiento del tiempo por parte de los docentes en el aula.

Así, explicó, 73 por ciento de los docentes en media superior utiliza correctamente el tiempo para actividades de aprendizaje; 23 por ciento lo usa para actividades de gestión de aula: borrar el pizarrón, pasar lista, y 4 por ciento se sale del aula para llamar por teléfono.

“El tiempo que se utiliza en la educación media superior es más óptimo frente a 51 por ciento que destinan a actividades de aprendizaje los maestros en educación básica.

“El problema no es que los docentes de educación media superior no utilicen adecuadamente el tiempo que tienen disponible en aula, el problema más bien es que los estudiantes no se enganchan con la actividad de aprendizaje del profesor. Solo 51 por ciento del tiempo en aula lo aprovechan los jóvenes en promedio para engancharse con el aprendizaje del maestro, quiere decir que un porcentaje no se engancha porque están distraídos con sus pares o simplemente porque el docente no les dice lo que ellos quisieran escuchar, porque el docente utiliza métodos tradicionales de aprendizaje y raras veces usa las tecnologías de la información”, expuso.

Para abatir estos índices también es necesario capacitar a los profesores y directivos para mejorar en sus métodos de enseñanza y para que identifiquen posibles deserciones y lo eviten. En 2013 y 2014, indicó, se capacitó a más de 12 mil directivos y docentes.

El otorgamiento de becas también es una alternativa ante el abandono; en el ciclo escolar 2013- 2014 se asignaron más de 216 mil becas.

Además, la falta de equidad en el bachillerato también es preocupante, ya que solo 37 por ciento de su matrícula proviene de familias con ingresos menores a los 6 mil pesos mensuales.

“Hay que fortalecer a la escuela en sus capacidades para luchar contra el abandono para que emerjan orientaciones y guías desde la propia escuela, si el modelo educativo no contempla esto vamos a seguir con el mismo problema del abandono escolar”, concluyó el subsecretario de la SEP.

Fuente: noticiasmexicanas.com. mx

Artículos relacionados

Sobre el autor del artículo

Redacción Digital
Redacción Digital

Webmaster y CEO GUIAESCOLAR NETWORK

Leer más

Sin comentarios

You can be the one to start a conversation.

Añadir nuevo

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.