El Museo de las Artes duplica su espacio

El Museo de las Artes duplica su espacio
enero 23 14:18 2013 Print This Article

El recinto expositivo de la UdeG ocupará todo el edificio de la Rectoría, que se muda al piso 11 de la torre administrativa

GUADALAJARA, JALISCO (23/ENE/2013).- Después de varios años de sólo ser un proyecto, finalmente se dio el paso definitivo: el Museo de las Artes se desplegará en todo el edificio en el que está ubicado, donde hasta ahora está la Rectoría de la Universidad de Guadalajara (UdeG), en Avenida Juárez y Enrique Díaz de León.

Caziide

Marco Antonio Cortés Guardado, rector de la casa de estudios, explicó que con esta medida, que implica cerca de mil metros cuadrados más para el recinto, se da pie para que se conforme uno de los museos más importante del país, y que con atractivos como los murales de José Clemente Orozco, se potencie como destino turístico en Guadalajara.

Suny Ramírez Barajas, directora del Museo de las Artes (Musa), recordó que en 1994 la planta baja del edificio se destinó a este espacio cultural.

“Fueron más de 17 años de mucha actividad, de darle posicionamiento al edificio, de grandes exposiciones y de creernos que efectivamente se puede tener un museo con esa calidad”.

La directora del museo resaltó los murales del Paraninfo, obra que José Clemente Orozco realizó en 1935. Esto, abundó, da la posibilidad de que los muralistas contemporáneos puedan “dialogar” con el ícono jalisciense.

Los artistas hacen fila, dice su directora

Ramírez Bajaras no dio una fecha en la que pudiera comenzar a funcionar el resto del edificio como museo, pues primero deben ser tramitados los permisos ante las autoridades correspondientes, debido a la calidad patrimonial del inmueble. Serán los peritos quienes indiquen qué áreas se pueden modificar y cuáles deberán quedar intactas.

Sin embargo, ya se tiene pensada la primera exposición, que será a la vez un homenaje al arquitecto Fernando González Gortázar.

El presupuesto que actualmente ejerce el Musa es de un millón 350 mil 328 pesos; al duplicarse el espacio, la directora espera que también pase lo mismo con esta cifra.

En entrevista, Suny Ramírez cuenta que tiene “cualquier cantidad de proyectos” en mente, pero que justamente por cuestiones de espacio no podía realizarlos. Ahora que el Museo de las Artes crecerá lo doble, ya podrá darles salida, aunque no entró en detalles respecto a esos proyectos.

Hasta el momento, afirmó, el museo ha tenido todos sus espacios ocupados. Durante 17 años ha tenido 178 exposiciones de los más reconocidos artistas a nivel local, nacional e internacional. Incluso dice que si se hace un sondeo entre artistas locales, se podrá saber que hay quienes están esperando para exponer su obra en este museo.

Actualmente, el museo cuenta con 60 piezas de exposición permanente. Con la duplicación del espacio, dice la directora, se podrán usar las salas para integrar más exposiciones itinerantes. Además, el proyecto –que darán a conocer después- también contempla la sala para niños y otras actividades artísticas.

Una de las grandes diferencias que habrá tiene que ver con el Paraninfo. Este auditorio seguirá albergando presentaciones de libros, homenajes, la Cátedra Julio Cortázar y otros eventos; sin embargo, las personas podrán entrar y admirar los murales de Clemente Orozco como parte de su visita al museo.

Uno de los puntos que faltan por definir, y que se verá una vez que los peritos les comuniquen qué áreas sí se pueden modificar, es cómo conectarán las plantas alta y baja. Lo que sí es seguro que permanecerá en el edificio es el despacho del presidente del Consejo General Universitario (que es el rector) y la Sala de Ex Rectores, donde sesiona este grupo.

“Estupendo”

Gutierre Aceves, coordinador de la Casa ITESO Clavigero y ex director del Instituto Cultural Cabañas (1995-2003), considera que es “estupendo” el que duplique el espacio del Museo de las Artes. Incluso, recuerda, es un proyecto que desde su concepción se quería llevar a cabo.

El promotor cultural, uno de los expertos en arte más reputados del país, aplaude que al fin se haya concretado la expansión, pues es la oportunidad para que crezca el número de exposiciones que tiene el museo y para implementar la infraestructura necesaria para traer cualquier muestra artística.

El impacto de un museo, recuerda, no se da por su espacio, sino por el público al que vayan dirigido, de las exposiciones que se le dote, el material didáctico que produzca y otros factores que la Universidad de Guadalajara debe implementar.

Quien también aplaude la decisión de la UdeG es Arturo Camacho, director del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECA). A su parecer, una ciudad siempre necesita infraestructura de museos.

Lo que la institución universitaria debe revisar ahora, dice Arturo Camacho, es la vocación que debe cobrar el museo; para él, lo mejor sería que ésta fuera enfocada al arte mexicano del Siglo XX, especialmente por los murales de José Clemente Orozco que tiene este edificio.

Camacho Becerra agrega que también hay que agregarle al espacio la infraestructura –como la climatización e iluminación adecuadas- para recibir exposiciones internacionales.

También, dijo, es una oportunidad para mostrar a los artistas jaliscienses y al trabajo que ha hecho la UdeG en artes plásticas.

Cultura UdeG, a la Biblioteca Juan José Arreola

La Secretaría de Vinculación y Difusión Cultural, de la Universidad de Guadalajara, mejor conocida Cultura UdeG, cuya sede es la emblemática Casa Vallarta se muda a la Biblioteca Juan José Arreola, anunció el secretario General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Alfredo Peña Ramos, como parte del enroque que provocará que el Museo de las Artes (MUSA) obtenga el espacio que antes pertenecía a la Rectoría, en el mismo edificio.

Mientras duren los trabajos que llevarán a la Rectoría al piso 11 del edificio administrativo de la UdeG -ubicado en los cruces de Avenida Vallarta y Enrique Díaz de León- y a la Vicerrectoría al piso siete, la Secretaría General despachará en el espacio de Casa Vallarta, que se alza en Avenida Vallarta 1668, “probablemente lo que resta del periodo”, dijo Peña Ramos.

La mudanza es temporal, pues se prevé que la estancia en Casa Vallarta dure aproximadamente cinco semanas, periodo que, se estima, tardarán las adecuaciones al piso cinco del edificio universitario, espacio que ocupará esta instancia universitaria.

Igor Lozada, titular de Cultura UdeG, no estuvo disponible para ser entrevistado por este medio.

Casa Vallarta es de arquitectura ecléctica, construida entre 1917 y 1923 por petición de María Maldonado de Vizcaíno, para utilizarla como casa habitación.

Acondicionada en la planta baja como galería de arte, sus espacios de exposición han servido de albergue a muestras de pintura, escultura, fotografía e instalaciones. También ha ofrecido talleres, conferencias, subastas, presentaciones de libros y conciertos musicales.

Casa Vallarta fue planeada por el ingeniero militar Eduardo Prieto Souza. El arquitecto tapatío, Ignacio Díaz Morales, que diseñó casas, templos y espacios públicos entre los que destacan la Cruz de Plazas (Plaza de la Liberación, Plaza de Armas, Plaza de los Laureles y la Rotonda de los Hombres Ilustres) y el Centro Histórico, realizó en la finca uno de sus primeros jardines.Durante la Guerra Cristera (1926-1929), su sótano fue utilizado como escondite de sacerdotes y monjas que fueron perseguidos.

El inmueble albergó también al Colegio Enrique de Ossó, oficinas gubernamentales y comerciales. En 1988 fue adquirida por la UdeG, pero fue hasta 1996 que se instaló ahí la Coordinación General de Extensión, que hoy es la Secretaría de Vinculación y Difusión Cultural, perteneciente al Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD).

PARA SABER
El edificio de Rectoría

La construcción del edificio que hoy es la rectoría de la Universidad de Guadalajara, y que en breve será en su totalidad el Museo de las Artes, inició en el año de 1914 por el ingeniero Alfredo Navarro; en ese entonces, fue pensado como una escuela. Años después se pensó para el Congreso del Estado y se encargó terminar el proyecto a los ingenieros Aurelio Aceves y Rafael Urzúa, pero quedó inconcluso nuevamente.

Fue hasta 1934 cuando el inmueble se destinó a la Universidad de Guadalajara y fue inaugurado finalmente en 1937, luciendo ya los murales El hombre creador y rebelde y El pueblo y sus falsos líderes, de José Clemente Orozco. En el año 1994, parte del edificio fue habilitado como el Museo de las Artes.

fuente: informador.com.mx

  Article "tagged" as:
  Categories:
Artículos relacionados

Sobre el autor del artículo

Redacción Digital
Redacción Digital

Webmaster y CEO GUIAESCOLAR NETWORK

Leer más

Sin comentarios

You can be the one to start a conversation.

Añadir nuevo

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.