En la escuela ¡No aceptamos la violencia! BULLYING Violencia entre iguales

En la escuela ¡No aceptamos la violencia! BULLYING Violencia entre iguales
marzo 06 12:12 2012 Print This Article

Bullying escolar. Violencia entre iguales.

INFORMACIÓN PROPORCIONADA  POR EL PROGRAMA “ESCUELA SEGURA” SEP.

Todos los tipos y formas de violencia escolar — entre profesores, entre alumnos, entre alumnos y profesores, entre profesores y directores u otras autoridades educativas, entre docentes y padres de familia —son igualmente susceptibles y relevantes de analizar, sin embargo, en esta primera aproximación al tema, nos centraremos en la violencia entre los estudiantes, ya que su notable incremento preocupa tanto a ellos como a sus padres, maestros y a la comunidad en general.

Es importante resaltar que la violencia se encuentra muchas veces en nuestras casas, o bien, en la calle, en el cine, en la televisión, en la política y en la sociedad, por ello, este problema no es exclusivo de la escuela; tampoco los estudiantes son los principales o únicos responsables.
La violencia entre iguales (bullying), debe ser entendida como un fenómeno escolar, no tanto porque se genere en la propia escuela, sino porque ésta es el escenario donde acontece y la comunidad educativa es la que sufre las consecuencias.
En este contexto, conscientes de que todos tenemos que participar en la solución de la violencia entre iguales, a continuación se ofrece información breve y clara sobre el tema, además de sugerencias y recomendaciones que esperamos sean de utilidad para que ustedes, los docentes, desarrollen estrategias de prevención.
¿Qué es el bullying?
La palabra bullying puede ser utilizada como acoso escolar, hostigamiento, intimidación, maltrato entre pares, maltrato entre niños, violencia de pares o violencia entre iguales. Por tanto, lo podemos definir como:
“Una conducta de persecución y agresión física, psicológica o moral que realiza un alumno o grupo de alumnos sobre otro, con desequilibrio de poder y de manera reiterada” (Fernández y Palomero, 2001:26).
Este fenómeno incluye desde la prepotencia y arrogancia de unos hacia otros, hasta la crueldad del ataque físico o psicológico, pasando por la marginación o la exclusión social.
El fenómeno de la violencia entre iguales (bullying) ha sido objeto de interés científico en las últimas tres décadas, y durante este tiempo se ha demostrado su presencia en un gran número de países.
Los pioneros en el estudio de este fenómeno fueron los escandinavos Heinemman, (1972) y Olweus (1973) y posteriormente los británicos Smith y Sharp (1994). El tema no ha dejado de ser objeto de interés en los últimos treinta años. De hecho, a partir del año 2000 encontramos un sinnúmero de investigaciones y aportaciones.
Debido a los diversos aspectos que a lo largo del tiempo se han ido añadiendo al concepto de bullying; no existe una definición única, sin embargo se pueden plantear elementos clave que lo definen.
Carácterísticas principales del bullying

Es una conducta que se repite en el tiempo con cierta consistencia.

La relación que se establece entre agresor y víctima se caracteriza por un desequilibrio o asimetría de poder, es decir, los alumnos que sufren el bullying presentan alguna desventaja frente a quien los agrede. Estas desventajas pueden ser por edad, fuerza física, habilidades sociales, discapacidad, condición socioeconómica, entre otras.

Se produce entre iguales (entre alumnos, no importa la diferencia de edad, sexo o grado escolar).
Son actos que tienen la intención de dañar.
En el caso de los chicos su forma más frecuente es la agresión física, verbal, mientras que en el de las chicas su manifestación es más indirecta, tomando frecuentemente la forma de aislamiento de la víctima, o exclusión social.
Tiende a disminuir con la edad y su mayor nivel de incidencia es entre los 11 y los 14 años.
Su escenario más frecuente con los niños de primaria suele ser el patio de recreo, mientras que con los de secundaria se amplía a otros contextos, tales como:
  •   Aulas.
  •   Pasillos.
  •   Baños.
  •   Vestidores.
  •   Los trayectos a la escuela.
  •   Al regresar a casa.
  •   En los cambios de clase.
Es importante saber que no es bullying cuando alguien juega de manera brusca pero amistosa con el otro. Tampoco es bullying cuando dos estudiantes de la misma fuerza discuten o pelean. Sin embargo, para que en la escuela exista una convivencia respetuosa y solidaria, es indispensable que cualquier manifestación de violencia sea atendida.

 

Causas y factores del bullying:

 

La conducta de los niños y adolescentes está condicionada en parte por el ambiente en el cual se desarrollan, es decir, existen factores que propician la violencia en la escuela y fuera de ella.

A continuación, se mencionan de manera general ejemplos de diversas causas y factores que en cierta medida pueden generar conductas agresivas y violentas en los niños y jóvenes (no son una regla pero si son detonantes importantes).
• Baja tolerancia a la frustración.
• Hiperactividad.
• Depresión.
• Estrés.
• Dificultad para controlar la agresividad.
• Falta de capacidad para la empatía, bajo desarrollo de habilidades sociales, bajo autoconocimiento y autoestima.
• Falta de afecto y cuidado.
• Falta de límites y reglas claras en el hogar.
• Abandono y/o abuso.
• Fracaso escolar.
• Maltrato físico y/o psicológico en el hogar (niños violentados que por aprendizaje se conducen a resolver los conflictos a través de la agresión física o verbal).
• Uso de sustancias adictivas, alcohol u otras drogas en la familia.
• Pobreza, problemas de delincuencia, violencia familiar o bajo nivel educativo.
• Cultura machista o dominante (se les enseña a los varones a no demostrar debilidad, a no ser afectivos, amables ni comprensivos).
• Presencia de armas en la casa.
• Identificación con modelos agresivos y rebeldes aprendidos a través de video juegos y medios de comunicación (televisión, radio, cine, Internet).
• Exaltación de modelos duros e imperantes en la familia y en la sociedad.

 

Manifestaciones del bullying:

 

Las manifestaciones de violencia entre iguales son:

• Físicas: pegar, empujar, patear y agredir con objetos.
• Verbales: se refiere a las ofensas verbales tales como los insultos y los apodos. Por ejemplo: resaltar defectos físicos, menospreciar en público, criticar, entre otros.
• Psicológicas: son aquellas acciones que dañan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor. Por ejemplo: reírse de él o ella, ignorar, amenazar para causar miedo, amenazar con objetos, hacer gestos, contar mentiras o falsos rumores sobre él o ella, enviar notas hirientes y tratar de convencer a los demás para que no se relacionen con él o ella.
• Sociales: pretende aislar a la víctima del resto del grupo y compañeros. Por ejemplo: no dejarlo participar, ignorarlo completamente, excluirlo de actividades a propósito, obligarlo a hacer cosas que no quiere.
• Otras manifestaciones delbullying: esconder, robar o dañar las pertenencias de las víctimas.
Cabe mencionar que, con frecuencia las manifestaciones arriba citadas aparecen de forma simultánea. La violencia psicológica, por ejemplo, está presente en todas las conductas de acoso, lo cual aumenta la sensación de inseguridad en la victima.

 

Actores involucrados en el bullying:

 

Los actores asociados a la violencia entre iguales son tres: victima, agresor y espectador. A continuación se mencionan algunas características de cada uno, las cuales no constituyen una regla, sin embargo, son las más comunes.

Víctima: Es quien sufre las agresiones. Suelen ser una persona tímida, insegura, que mantienen una excesiva protección de los padres, y es menos fuerte físicamente.
Agresor: Es quien ejerce la violencia, el abuso o el poder sobre la víctima. Suele ser fuerte físicamente, impulsivo, dominante, con conductas antisociales y poco empático con sus víctimas.
Espectador: Generalmente es un compañero que presencia las situaciones de intimidación. Puede reaccionar de distintas maneras, aprobando la intimidación, reprobándola o negándola.
Importante: El espectador desempeña un papel muy importante en la intimidación, ya que al reírse o pasar por alto el maltrato contribuye a perpetuarlo o reforzarlo. Asimismo, su participación para solucionar el acoso es fundamental, ya que puede contener el abuso si evita aplaudir o bien apoyar a las víctimas si denuncia las agresiones. Una de las estrategias más efectivas de reducir el hostigamiento es trabajar con el o los espectadores.
A continuación se ofrecen algunos posibles indicadores que permiten identificar si alguien está siendo víctima o agresor.
Víctima
• Viene con golpes o heridas del recreo.
• Se pone nervioso al participar en clase.
• Muestra apatía, abatimiento o tristeza.
• Es un alumno que excluyen de los trabajos en equipo.
• Provoca murmullos y risas mustias en los alumnos cuando entra a clase o contesta una pregunta.
• Inventa enfermedades o dolores para evitar asistir a la escuela (que en algunos casos somatiza por el estrés del acoso).
• Tiene problemas para poder concentrarse tanto en la escuela como en la casa.
• Padece de insomnio o pesadillas recurrentes; puede llegar a orinarse en la cama.
• Tiene ideas destructivas o pensamientos catastróficos.
• Sufre irritabilidad y fatiga crónica.
• Frecuentemente, pierde pertenencias o dinero (en algunos casos el agresor exige cosas materiales a su víctima).
• Empieza a tartamudear; llora hasta quedarse dormido.
• Se niega a decir qué le está pasando.
• Tiene ideas que expresan sentimientos o pensamientos con enojo y no quiere salir a jugar.
• Sus calificaciones bajan sin ninguna razón aparente.
Agresor
• Carece de empatía hacia el sufrimiento de los demás.
• Tiende a hablar despectivamente de cierto chico o chica de su salón.
• Ha sido recriminado más de una vez por peleas con sus iguales.
• Tiene conductas prepotentes y dominantes con hermanos y amigos.
• Se burla de sus iguales.
• Tiene comportamientos agresivos; no controla sus impulsos.
• Se lleva mal con los demás.
• Continuamente, pelea con sus compañeros.
• Soluciona sus problemas usando la violencia.
• Regularmente, está en problemas.
• Molesta a otros niños sin razón alguna.
• En algunos casos su comportamiento es dirigido por otros niños.
• Se enoja fácilmente si las cosas no son como quiere.
• Falta al cumplimiento de las normas.
• Controla escasamente la ira.
• Percibe erróneamente la intención de los demás; considera que existe un conflicto y se siente agredido.
• No tiene sentimientos de culpa: “el otro se lo merece”.
• Presenta bajo nivel de tolerancia a la frustración.
• Se muestra escasamente reflexivo.
• Presenta deficiencia en habilidades sociales y en la resolución de conflictos.
Consecuencias que presentan los actores involucrados en el bullying:
Víctima
• Dificultades escolares; bajas calificaciones.
• Alto nivel de ansiedad.
• Deterioro de la autoestima.
• Fobia escolar.
• Falta de apetito.
• Pesimismo.
• Cuadros depresivos.
• Baja expectativa de logro.
• Repercusiones negativas en el desarrollo de la personalidad, la socialización y la salud mental en general.
• El niño o joven aprende que no puede controlar las agresiones de su entorno, por lo que deja incluso de emitir respuestas.
• Abandono escolar.
• Trastornos del estado de ánimo, problemas de estrés y agresividad que pueden llevarlo a refugiarse en las drogas o a intentar suicidarse.
Agresor
• Bajo rendimiento escolar.
• Reportes y suspensiones.
• Aislamiento.
• Incomprensión.
• Problemas legales.
• Las conductas de acoso pueden hacerse crónicas y convertirse en una manera ilegitima de alcanzar sus objetivos, con el consiguiente riesgo de derivación hacia conductas delictivas incluyendo violencia doméstica y de género.
Para el espectador
• Corre el riesgo de insensibilizarse ante las agresiones cotidianas y de no reaccionar a las situaciones de injusticia en su entorno.
• Cree que no puede ayudar a la víctima, su rol pasivo lo lastima.
• Genera sentimientos de enojo, rabia, impotencia y culpabilidad por no saber cómo ayudar a la víctima.
• Presenta pesadillas y preocupación de ser la siguiente víctima.

Tiene repercusiones negativas en el desarrollo de su personalidad:

 

Recomendaciones
Para los niños en general
Enséñeles:
• Que todos los niños y las niñas tienen derecho a que se respete su integridad. Nadie puede abusar de ellos física, psicológica ni sexualmente.
• Qué actitudes y conductas no deben permitir en sus relaciones con los iguales y con las personas adultas.
• A prepararse para afrontar conductas incómodas y las presiones del grupo.
• A crearse una cultura pacifista y no violenta, y la importancia deimplicarse activamente en la política escolar anti-bullying.
• Que las relaciones deben ser igualitarias, no de prepotencia ni de dominio o sumisión.
• A tomar conciencia de que deben informar y dar a conocer a sus padres, familiares y maestros, si son víctimas de abuso físico, psicológico o sexual, así como de las situaciones que observen en alguno de sus compañeros.
• A romper la ley del silencio.
• Que los espectadores deben mostrar una actitud de interés y empatía por la víctima, en lugar de ponerse del lado del acosador, y hacer que la víctima se lo cuente a sus padres o personas cercanas.
• Que deben ser conscientes de la importancia de mantener relaciones interpersonales cordiales, positivas y mutuamente satisfactorias entre iguales.
Para los niños víctimas de bullying:
Sugiérales que:
• Eviten quedarse solos, sobre todo en zonas donde no haya personal de la escuela.
• Hablen con su padre, madre, tíos, amigos o aquellas personas a quienes le tengan más confianza.
• Intenten no mostrar miedo ni disgusto.
• Contesten con humor a las burlas.
• Eviten responder a los ataques (que no les den a los agresores el poder que NO tienen).
• Ante una agresión, pidan que paren. Que contesten con calma o de lo contrario se marchen.
• Se refugien donde haya un adulto.
Para la familia
Coménteles que es responsabilidad de los padres:
• Preocuparse por sus hijos, creando un canal de diálogo para aprender a conocerse mejor.
• Estar en contacto con el personal de la escuela y buscar información acerca de la forma en la que se relaciona su hijo con los otros compañeros.
• Conocer a los amigos de sus hijos y a la gente con quienes conviven a diario.
• Regular los horarios y programas de televisión que sus hijos pueden ver.
• Enseñarles a descifrar, criticar y auto controlarse ante el mundo de la televisión.
• Estar al tanto de las actividades que realizan sus hijos: qué hacen, a dónde van, con quién juegan, cuáles son sus intereses, qué proyectos tienen.
• Establecer normas y límites claros.
• Educar para controlar las emociones, para comportarse con los demás y convivir con otros.
• Observar los comportamientos, estados de ánimo y los cambios en los hábitos de los niños.
Acciones en las que pueden participar y sugerir los docentes:
El bullying afecta las tareas de los docentes, ya que empeora significativamente sus condiciones de trabajo y se ven orillados a replantear su identidad profesional, además de las repercusiones en su salud y vida personal (Ortiz, 1995).
Por lo anterior, es necesario realizar trabajo colegiado entre los docentes de las diferentes asignaturas o grupos, para adoptar acuerdos sobre los comportamientos de los alumnos, la manera de relacionarse con ellos y de cómo entender la actividad académica en el aula.
El profesor es determinante para el clima de convivencia que se establece en el aula, influyendo de uno u otro modo en la creación de grupos de iguales, en las relaciones entre los alumnos, de estos con el profesorado y, en definitiva, en sus actitudes ante el escolar.
Es importante:
  • Impulsar el pensamiento crítico, la inteligencia emocional, la solidaridad, el compromiso y la tolerancia.
  • Promover la educación en valores, la educación intercultural, la atención a la diversidad,
  • la educación cívica, la educación para la democracia y la educación para la convivencia.

INFORMACIÓN PROPORCIONADA PROGRAMA “ESCUELA SEGURA” SEP.

Artículos relacionados

Sobre el autor del artículo

Redacción Digital
Redacción Digital

Webmaster y CEO GUIAESCOLAR NETWORK

Leer más

Sin comentarios

You can be the one to start a conversation.

Añadir nuevo

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.